Thumbnail for 49445

Ser mamá, ¿el trabajo más estresante?

Madre se hace, no se nace. El ser madre primero se desea, luego se construye. En la actualidad, la mujer tiene muchos roles y comparte el cuidado de los hijos con padres que también tienen nuevos roles -si se los compara con otros momentos históricos, donde los roles eran muy definidos y tradicionales-. En ese marco existían maneras de hacer bien o mal las cosas. Las familias eran “tipo” y los quehaceres de cada rol ya estaban pautados. La actualidad es una muy diferente; sin embargo, muchas mujeres, al ser madres, aún hoy guardan en algún lugar mandatos o creencias, que les generan conflictos internos a la hora de definirse como mamá.

Sin importar la edad, el nivel educativo o contar con acceso a información, muchas mujeres, a la hora de asumir su rol de madre, mantienen en su interior la idealización tradicional del rol materno. Lo que favorece la aparición de un alto nivel de autoexigencia que será terreno fértil para padecer estrés.

El nivel de autoexigencia de las mujeres actuales y la idealización del rol materno suele generar un terreno fértil para padecer estrés

“Basta con observar un momento a una mujer que es madre, profesional, esposa, amiga y demás. Frecuentemente, mientras están trabajando, reciben o envían mensajes por whatsapp para coordinar tareas de sus hijos, gestionar turnos con su pediatra, clases especiales de los chicos, estar al tanto de los comentarios o demandas de los grupos de padres del colegio, de los grupos laborales, estar comunicada con el padre de los chicos, llegar a casa y resolver tareas hogareñas, acompañar a los chicos en sus rutinas, alternando con alguna clase de gimnasia o encuentros con amigas”. Así describió la licenciada en Psicología Julieta Tojeiro, de Instituto Sincronía, la realidad de la mayoría de las madres actuales.

Según la especialista en estrés, ansiedad y emociones, “el estrés para las madres es un hecho de la vida cotidiana que no puede evitarse; cualquier cambio que el ser humano deba enfrentar implica estrés”.

El mayor desafío de las mujeres será no abandonarse a ella misma, perdiendo su salud (iStock)

El multitasking (hacer varias cosas simultáneamente) es bastante frecuente en mujeres, madres, trabajadoras y esto impacta desfavorablemente en la sensación de seguridad, provoca fatiga y desgaste adicional. “El sistema de alerta del cuerpo activa la respuesta corporal automática con una serie de cambios bioquímicos, donde la mujer comienza a funcionar reactivamente en modo de alerta”, explicó la especialista, quien destacó que “este nivel alto de estrés sostenido en el tiempo da inicio al estrés crónico, en el cual se cristalizan los cambios endocrinológicos y se desencadenan consecuencias en la salud psicofísica y social”.

En ese estadio, “se instala la fase de riesgo, aumenta la probabilidad de sufrir enfermedades asociadas al estrés, accidentes de trabajo por distracciones, ausentismo o deterioro de las relaciones sociales e interpersonales”, detalló Tojeiro.

“Por todo esto, es altamente necesario e importante que la mujer pueda trabajar sobre ella misma. El nuevo desafío de esta época dejó de ser conquistar el mundo, hacerse un lugar como profesional o ser madre, esposa, amiga, hija -consideró-. El mayor desafío será no abandonarse a ella misma, perdiendo su salud al querer estar en todos los lugares de un modo perfecto. El mayor desafío será consigo misma, aprendiendo a descubrir la verdadera importancia que implica integrar estos factores para establecer planes de acción y decisiones de vida que apunten al cuidado de ella como mujer”.

Shakira, mamá full time, necesita días de 32 horas

La cantante colombiana confesó sentirse agobiada por la maternidad

La cantante colombiana hizo reveladoras declaraciones en la portada de la revista Hola de estados Unidos al referirse a su rol de madre. “Creo que todas las mujeres estamos en la misma situación”, afirmó la cantante. Y destacó que le gustaría tener un día “de 32 horas” para hacer todo lo que necesita.

Antes yo era el centro de mi mundo, ahora no soy más que un satélite de mis hijos -siguió la mamá de Milan, de 4 años, y Sasha de 2-. Ser madre es el trabajo más duro que he tenido, nunca pensé que fuese tan difícil, quita muchísima energía”.

Tras asegurar que está todo el día pendiente de sus hijos y le gusta hacerse personalmente cargo de todo, Shakira reconoció que “el desgaste es físico, emocional e intelectual. Me llegó a parecer una tarea hercúlea pensar en hacer un álbum; tanto como escalar el Everest”.

Y consultada sobre cómo es posible para ella y su pareja, el jugador del Barcelona Gerard Piqué, conciliar su vida familiar con las exigencias profesionales, la colombiana se sinceró: “Intentamos hacer lo mejor que podemos. Hay mucho amor; ese es el cimiento de toda familia. Hay que cuidarla y dedicarle tiempo. La familia es lo más importante para mí, todo lo demás es secundario. Cuando la gente que tú quieres está bien, todo sigue el curso natural y funciona”.

LEA MÁS:

Arrepentidas de la maternidad: historias de mujeres que desearían volver el tiempo atrás