Thumbnail for 49385

Las condiciones inhumanas en las que la dictadura de Nicolás Maduro mantiene presos a 1.300 manifestantes

Desde el mes de abril 5.051 personas han sido arrestadas sin orden de aprehensión por el régimen venezolano durante las protestas contra el gobierno de Nicolás Maduro, y aún 1.300 de estas siguen encerradas sin agua potable y hacinados junto a criminales comunes mientras esperan sus juicios.

Según un informe de este domingo publicado por el periódico El Nacional, que cita a los abogados de las ONGs Funpaz, Foro Penal y Fundeci, estos maltratos se refieren no sólo a agresiones físicas o psicológicas para con los manifestantes arrestados, sino también a las condiciones en las que se encuentran esperando juicios que se dilatan en el tiempo.

“Hasta el 7 de agosto había 110 personas hacinadas en el destacamento 120 de la Guardia Nacional Bolivariana (GNB), algunas con hasta 60 días esperando el visto bueno a los fiadores”, dijo Andres Colmenares, de Funpaz. Los detenidos necesitan el aval de otras personas para seguir el proceso y enfrentar los cargos en libertad.

“No tienen baño privado, no hay agua por tubería, dependen de cisternas y no hay higiene. Ha habido brotes de sarna e infecciones vaginales“, agregó.

5.051 personas fueron arrestadas arbitrariamente, y unas 1.300 aún están encerradas esperando juicio (AFP)

El abogado citó un caso en el centro de detención Conas Tiuna, donde 40 detenidos fueron ubicados en la fosa de una piscina sin terminar, en la que esperaban que durmieran.

Mientras que Alfredo Romero, de Foro Penal, aseguró que esa exposición a las enfermedades es parte del esquema agresivo del régimen. En el Helicoide, sede del Servicio Bolivariano de Inteligencia Nacional (Sebin), las personas son encerradas en condiciones “infames y de hacinamiento, en condiciones de suciedad terribles”.

También es común que los arrestados por protestar compartan celdas con delincuentes comunes. “En el Rodeo 2 por ejemplo, el riesgo de muerte es alto porque hay motines. En Tocuyito llegamos a tener 4 presos por las protestas en una celda tan pequeña que solo uno podía estar de pie a la vez. En la Zona 7 de Boleíta se produjo una riña y un joven resultó golpeado”, relató Romero.

Al centro de detención preventiva en Boleíta, Caracas, sencillamente le dicen “el inframundo”. “Eso es horroroso. un sótano, están hacinados junto con el hampa común, hay epidemia de sarna, personas con afecciones respiratorias“, explicó Joel García, de Fundeci.

Las condiciones higiénicas en las prisiones venezolanas son graves, escasea el agua potable y las enfermedades abundan

“En el Helicoide hay un espacio que llaman ‘guantánamo’, mide 30 metros x 20 metros, hay 50 personas y un solo baño. Y en la Policía Nacional Bolivariana de La Yaguara los detenidos son dejados dentro de los camiones de detención porque ya no tienen espacios en las celdas“, agregó.

También hubo una denuncia de familiares de tres jóvenes a los que se les entregó dos litros de agua para compartir entre ellos durante dos días, mientras esperaban la audiencia de verificación de fiadores.

Mientras que algunos custodios comenzaron a solicitar donaciones de agua y comida a los familiares para “para permitir la visita, tratar bien y resguardar” a los detenidos.

“En Venezuela ha habido un claro patrón de uso excesivo de la fuerza contra los manifestantes. Miles han sido detenidos arbitrariamente, muchos han sido víctimas de malos tratos y tortura”, señaló el Alto Comisionado para los Derechos Humanos de la ONU, Zeid Ra’ad al Hussein, la semana pasada.

LEA MÁS:

La Asamblea Constituyente de Maduro adelantó de diciembre a octubre las elecciones regionales en Venezuela

El hijo de Maduro advirtió que si EEUU interviene en Venezuela el chavismo iría con fusiles a Nueva York

Venezuela: incendiar la pradera