Thumbnail for 46215

Cuál es el orgasmo femenino más potente

El orgasmo puede definirse como una descarga de tensión física acompañada de una intensa sensación de placer conocida como clímax. A diferencia del orgasmo masculino, la respuesta femenina no es lineal como se presenta en los hombres (deseo, excitación, meseta para terminar en el orgasmo) y puede alcanzarse de diversas maneras, no sólo a través de la estimulación directa.

Existe un mito acerca del placer femenino: los vaginales -provocados por la penetración- son “más fuertes” que los clitorianos. El preconcepto viene desde la época de Freud, cuenta la investigadora sexual Nicole Prause, quien derribó a través de un estudio esta teoría.

No hay evidencia científica al respecto.”No tiene sentido distinguir entre los orgasmos clitorianos y los vaginales en absoluto. Hemos estado haciendo preguntas a las mujeres durante mucho tiempo”, argumentó la especialista.

En esta misma línea para desmenuzar el tema, Infobae consultó a Walter Ghedin (MN 74.794), médico psiquiatra y sexólogo que explicó que “hay mujeres que tienen orgasmos por penetración, otras que pueden obtenerlo tanto por la estimulación del clítoris como por penetración y otras que llegan al clímax solo por “tocar” el clítoris. Todas estas formas son posibles y cada una responde a la manera fisiológica y psicológica de conseguir el orgasmo”.

La respuesta proviene de la incitación en el clítoris “ya que este es el único órgano que está preparado para disparar la respuesta orgásmica -por la inervación, la sensibilidad del tejido y la riqueza de vasos sanguíneos que posee en su interior-, sin embargo este tiene dos prolongaciones que se internan en el interior de la vagina, las cuales con la penetración disparan también el orgasmo”, resaltó el especialista.

Es un mito entonces creer que existen dos orgasmos, el único es del clítoris

Un 30 a 35% logra alcanzar el clímax solo con penetración, el resto necesita otros recursos. Se sabe que un 1 a 2% de los orgasmos femeninos puede ser provocado por fantasías intensas. Las mujeres que nunca han llegado al orgasmo por lo general conocen poco su cuerpo y las sensaciones erógenas que de él provienen, además nunca se han masturbado, agregó Ghedin.

(iStock)

Para el experto, la idea de que el “orgasmo femenino maduro y auténtico es cuando se logra por la penetración” es “un mito sostenido por pautas culturales, sociales y religiosas y muy influido por la norma procreativa”.

Esta idea es una falsa creencia, “muchos hombres que creen que sus parejas son frígidas porque no alcanzan el clímax cuando son penetradas”

Los investigadores encuestaron a 88 mujeres acerca de qué tipo de estimulación usualmente causaba sus orgasmos, el 64% respondió que múltiples. Esto se explica ya que la respuesta femenina tiene un componente sensorial (el clítoris), uno motor (las contracciones de los músculos pubococcígeos que rodean la vagina) y el cerebral (donde se producen las imágenes, sensaciones y fantasías).

Orgasmo mental: mito o realidad

Si bien desde lo científico no hay datos concluyentes sobre la frecuencia de orgasmos sin estimulación genital, “se cree que aproximadamente un 1 a un 2% de mujeres lo consiguen”, detalló Ghedin. Es poco preciso decir que no existe compromiso genital ya que algún tipo de movimiento de frote existe en forma involuntaria. La excitación misma provoca la contracción de los músculos y los cambios en la plataforma pélvica. Aun así, con fantasías, relajación y una respiración entrenada, se podría llegar al orgasmo sin hacer participar a los genitales, agregó el especialista.

LEA MÁS:

Los 5 secretos sobre la desconocida eyaculación femenina